miércoles, 13 de junio de 2012

IMPORTANTE!!!

Por favor todos los que tengais FACEBOOK dadle al Me Gusta en el video de esta web  http://congresovirtual.climantica.org/2012/05/21/o-desastre-das-fragas-do-eume/ es un trabajo de una niňa que se merece una notaza en el video, cuantos mas Me Gusta reciba mayor será la nota. GRACIAS!!!


Published with Blogger-droid v2.0.4

lunes, 11 de junio de 2012

Capitulo 85 Lo hecho, hecho está

Jugamos a lavarnos el uno al otro, como niňos pequeňos, nos enjabonamos la espalda, le labo el pelo, su precioso pelo rubio, cuando no le echa laca ni espuma ni nada está más bonito, sus rizos son todavía más perfectos ahora le toca a ella, me lava el pelo, juega a ponerme crestas o peinarmelo todo hacia delante como se peina a los frikis.

-Que guapo que está mi niňo así! -no es capaz de decirlo en serio, miro mi relejo en un azulejo y me echo a reír, cuando nos cansamos de hacernos peinados raros toca aclararse, ella lo hace primero cuando termina coge su toalla y se marcha, me aclaro la cabeza e inconscientemente empiezo a tararear su canción cuando me descuido la tengo agarrada a mi espalda.

-Se me olvidó decirte algo... -me susurra al oído, me giro entre sus brazos, me besa, mis manos recorren sus costados mientras que las suyas siguen en mi cara atrayéndome todavía más hacia ella, para que los pocos espacios que había entre nosotros se esfumasen, mis manos empiezan a descender por su espalda, me separo de sus labios para besarla en el cuello pero, se va ¿se va? ¿Ahora? ¿Me piensa dejar así? Me aclaro el poco jabón que me quedaba en el cuerpo y salgo en su busca.

Y la veo, tumbada en la cama con mi teléfono entre sus manos, la sábana es lo único que cubre su cuerpo y aún así distingo a la perfección cada milímetro de su cuerpo, ese cuerpo que tantas veces vi y del que aún no me canso de verlo. Me tumbo encima suya.

-A donde ibas preciosa?

-A comprobar una cosa...

-Que estará tramando esa cabecilla loca? -le dejo un beso en el pelo y me coloco a su lado, apoyándome en mi codo izquierdo para acariciarle el cuerpo con mi mano derecha por encima de la sábana.

-Si vendrías a por más -me sonríe picaramente como solo ella sabe hacerlo.

-Nunca voy a tener suficiente de ti, siempre voy a querer más y más -me besa, se tumba encima mía, solo nos separa la sábana que sigue entre los dos pero aún así el contacto con su cuerpo me provoca miles de emociones y sensaciones indescriptibles, nos hago rodar hasta quedar encima de ella, separa un poco las piernas para facilitarme el trabajo pero aún no es el momento, juego a darle besos por todo el cuello y por la clavícula mientras ella se deshace en suspiros y pequeňos gemidos que lanza contra mi cuello.

-N.no se t.e ol.olv.olvida al.algo? -intenta decirme entre besos y suspiros, a pesar de todo la entiendo, me estiro hacia la mesilla, abro el cajón y nada, está vacío, abro el de la otra mesita pero también está vacío, me levanto de la cama, abro mi maleta y rebusco hasta encontrar la dichosa cajita.

-Anna...no hay -le enseňo la caja vacía, incorporada sobre los codos me mira con cara rara.

-Entonces...antes? -me siento a su lado en la cama, miro hacia abajo.

-Tampoco había...

-Y a pesar de eso lo hiciste... -se gira dándome la espalda y haciendome sentir el hombre más mierda del mundo, yo se lo dije, la avisé, debí de haber frenado... Me levanto de la cama a ponerme el pijama y a salir a la terraza a que me de un poco el aire, me tumbo en la tumbona,.no entiendo porque se pone así no soy yo el único culpable. Lo hecho hecho está y con este último pensamiento me quedo dormido en la terraza.


Los rayos de sol me empiezan a molestar en la cara y abro los ojos, miro hacia arriba y veo la cara de Anna, parece enfadada.

-Buenos días -intento esbozarle una sonrisa pero veo que eso hoy no funciona.

-Imbécil

-Que carácter hija...

-No me gusta desperarme sin ti a mi lado, lo sabes... -cambia la cara de enfadada a carita de niňa pequeňa, le hago un hueco a mi lado y se tumba, empiezo a darle mimos como se que le gusta, suaves besos en la cabeza mientras ella dibuja círculos en mi pecho, nos quedamos así un buen rato hasta que mi estómago ruge.

-Vamos a desayunar?

-Y luego bajamos a la playita?

-Vale, nos echamos la crema aquí y así solo bajamos las toallas -entramos en la habitación, se desviste para ponerse el bikini y yo hago lo mismo pero más lento, no puedo dejar de mirar lo preciosa que está.

-Ya estoy, me echas crema? -se gira y me pilla mirándola embobado, para variar.

-Eh? Si, si claro -se tumba sobre la cama y yo sobre ella, le echo crema en la espalda a la vez que hago un masaje- girate que te la echo por delante.

-Es igual, por aí me la puedo echar yo, tumbate tú -le hago caso, me tumbo boca abajo y ella se sienta sobre mi culo para echarme la crema. Bajamos a desayunar y luego a la playa, hace un calor insoportable para estar en la toalla por lo que paseamos por la playa, hablamos de todo un poco pero sin tocar el tema de ayer ni del trabajo, ninguno de los dos queremos estropear estas mini-vacaciones.

-Dani, te quiero.

-Y yo a ti princesa -le sonrío y vuelvo a caminar pero con su mano me frena.

-Aunque a veces me enfade y me comporte como una cria es porque...

-Porque lo eres jajajaja en el fondo eres una enana.

-Bobo... -la atraigo hacia mi y la abrazo. Y seguimos caminando por la playa hasta que tenemos hambre y volvemos al hotel a comer, pedimos que nos traigan la comida a la habitación.

-Dani, que vamos a hacer por la tarde?

-Sorpresa...

-Dimelo -me dice poniendo carita de niňa buena y tumbandose encima mía.

-Lo siento mi niňa, pero tendrás que esperar a las 8.

-Jo... -dice a la vez que se intenta bajar de encima mía pero no le dejo, la agarro de las muňecas y la atraigo hacia mi para darle el más tierno de los besos.




Siento que sea tan corto pero estamos en exámenes y esas mierders, el día 15 ya vuelvo a turrar con caps largos (y espero que mejores que este) Abruzooooos!!!


Published with Blogger-droid v2.0.4

sábado, 2 de junio de 2012

Capitulo 84 Sabor a libertad

Por primera vez en mucho tiempo el sol vuelve a brillar en el cielo de Madrid, Anna y yo, en un coche recorremos a gran velocidad la autopísta con dirección Valencia, huír de los problemas nunca fue la solución pero a veces, es la mejor manera de disfrutar la vida. Me imagino que estareis perdidos en nuestra historia, asi que empezaré por el principio.

Al día siguiente después de llevarle el ramo de rosas rojas con una blanca en el centro (la blanca es en señal de perdón por un error cometido) fuimos a hablar con Flo para que se lo explicara todo a Anna, a veces puede parecer el peor de los ogros pero es un bonachón y sabe explicar las cosas con calma aunque ella no lo entendió asi, entendió que nos volvían a echar por "viejos", las cosas no eran así, acabamos el contrato y con la fusión con La Sexta los mandamases vieron que seriamos más vistos allí, por toda esa presión de decidir si seguir adelante o no y en mi caso de irme o quedarme con ellos, nos dió cuatro días libres, para nosotros, sin cámaras, sin normas, libres...

Llegamos a casa y empiezo a preparar las maletas.

-Para el carro loco! A donde vamos?

-Vamos a dejar elegir al destino -busco un mapa grande de España y le doy una moneda a Anna- girate y lánzala, vamos a ver que nos tiene preparado el destino...


Y por eso estamos aqui, de camino a la playa, había más sitios para irnos pero el destino lo quiso así. Llegamos al hotel, dejamos las maletas en cualquier sitio de la habitación, la verdad es que no es gran cosa y mucho menos si lo comparamos con el de Berlín pero fue cogido de improvisto, el primero que encontramos asi que no se le puede pedir mucho, tiene un pequeño balcón, un baño, un armario y una cama pequeñísima.

-Creo que los dos en la cama no entramos cuqui...

-Si no vamos a dormir! -me grita desde el balcón- corre ven a mirar las vistas! -corro hasta su lado, la agarro por la espalda y miro el paisaje.

-La verdad es que es bonito pero no tan bonito como lo que tengo entre mis brazos... -le susurro al oído, se estremece, se gira entre mis brazos y me besa, se engancha a mi cintura y nos muevo hasta la mini cama, cuelo mis manos dentro de su camiseta y la hago desaparecer, ella hace lo mismo con mi camiseta y no tarda demasiado en hacerlo con mis pantalones y yo con los suyos y así hasta quedar totalmente desnudos, con su mano recorre cada milímetro de mi espalda y yo le dejo suaves besos por el cuello, la barbilla, la clavícula...este es su punto débil, con cada roce de mis labios contra su piel se estremece más.

-Da.Dani... -me susurra al oído, me muero de ganas por hacerla mía pero no podemos...

-Anna n.no po.pode. -me corta con un beso y con otro y otro más, me dejo llevar y la hago mía.

Deshacemos las maletas para coger los bañadores y bajar a la playa, hace muchisimo calor y estar en la habitación es insoportable, se pone su bikini azul, se lo regalé yo hace tiempo, pero cada día le sienta mejor, cuando termina de ponerselo la abrazo por detras.

-Uffff cuqui, que cuerpazo tienes... -le doy un mordisco en el cuello.

-No seas bobo, apura y bajamos a la playa que hace mucho calor.

-Yo puedo esperar un rato más... -le empiezo a besar el cuello y la espalda, con mi mano recorro su barriga, se gira y me besa en los labios.

-Vamos porfa -pone esos ojitos de cordero que siempre consiguen que ceda ante todo lo que dice.

En menos de media hora estamos en la playa, está llenísima de gente, aunque es normal, son las 4 de la tarde y con un sol increíble, nos tumbamos sobre las toallas.

-Me echas crema?

-Claro cuqui -con cuidado le echo la crema en la espalda y luego ella hace lo mismo conmigo. Nos tumbamos un rato a tomar el sol, hasta que se cansa.

-Vamos a dar un paseo? -me hago el dormido, no me apetece moverme de aquí, no me apetece apartarme de su lado y porque no decirlo quiero que suplique un poco- Dani... -me susurra al oído, se sienta encima mia, sobre mis caderas, apoya sus manos en mis costados y se inclina hasta dejarme un beso en los labios, me sigo haciendo el dormido y ella me sigue dando besos.

-Que rica estás...sabes a libertad -se echa a reír a milímetros de mi boca, me besa una última vez y después se levanta.

-Vamos? -me levanto de la toalla, caminamos por la orilla, como dos personas más, nadie nos reconoce aunque hay niños que se nos quedan mirando, Anna también los mira, pero se que ella es por otra cosa.

-Algún día habrá una mini Simon corriendo por la playa -le digo al oído, ella sonrie pero no es una sonrisa natural, es una risa forzada, mas que una risa es una mueca extraña. Intento no hacerle caso, pensar que solo son imaginaciones mias.

-Dani, crees que yo seria buena madre?

-La mejor, por que lo preguntas?

-Cuando estabamos separados soñé que tenía tres niños, clavados a ti y una niña pequeña parecida a mi, pero con tu mismo carácter, estabamos en un de bosque con un lago y una especie de cascada. Estabamos los cinco solos, y tu no estabas, sentía que no sabía que hacer con ellos, no sabia como cuidarlos...

-Anna yo tube ese mismo sueño -me freno, nos miramos a los ojos y me rio.

-No estoy bromeando Dani, hablo en serio.

-Y yo también Anna, cuando tu estabas en el hospital y si te digo la verdad, no me importaría que ese sueño se cumpliese siempre que uno de los niños se llamase Nacho -al pronunciar este nombre se me encoje el corazón. Me besa, con sus beso consigue que me olvide de los problemas, que me vaya a un mundo imaginario donde solo existimos ella y yo, seguimos paseando hasta que empieza a anochecer.

-Nos vañamos? -empiezo a meterme en el agua.

-Dani casi es de noche y hace frío -hago como que voy a salir y cuando se confia la cojo como se coge a las princesas y nos meto corriendo en el agua, al principio no para de patalear pero después se calma, se engancha con sus brazos a mi cuello y con sus piernas a mi cintura. Nos empezamos a besar, como hicimos hace unas horas en la habitación, cuando la cosa empieza a ir a mas me detiene.

-Da.Dani a.aqu.aqui no... -susurra entre suspiros.

-Va.vale -se suelta de mi cintura y de mi cuello y empieza a nadar hasta la orilla, caminamos hasta las toallas y nos vamos al hotel.

Me tumbo en la cama mientras Anna se pasea en bikini por toda la habitación.

-Que bonita es Valencia... -digo mirándola embobado.

-Serás bobo...me voy a la ducha -me besa y se va al cuarto de baño. Estoy un rato pensando en mis cosas, en lo que me perdería si me fuese del programa, y en lo que el programa ganaría con mi marcha, dejo de pensar, me meto en la ducha con Anna.

-Ibas a ducharte sin mi?


Published with Blogger-droid v2.0.4